DISCOGRAFÍA.

  •  DULCE.

Un canto a la libertad de amor, al derecho de amar, a la valentía de saber que todo está bien, que no habrá nada ni nadie que nos cambie felicidad por dudas. Mañana me tendré que marchar y tú vendrás conmigo.

  •  PARA UN ÁNGEL.

Como decirle a una niña lo importante que es su mirada para un mundo donde la única inocencia parte de ella, donde necesitamos del tacto de su piel para saber que no todo está perdido, que su presencia nos dará la fuerza imprescindible para la esperanza de un mundo mejor.

  •  INGRAVIDEZ.

La nada, nada queda cuando el amor está muerto y no entendemos nada. Cuando un escalofrío de dolor nos recorre, cuando nada tiene sentido y no conocemos forma alguna de cambiar la situación. Cuando la muerte es el reflejo de un corazón que late inocente y no entiende porqué apenas puedes sentir el suelo bajo tus pies.

  •  4 HORAS.

Un tren partirá dentro de unas horas y no quiero salir de esta cama que comparto contigo, no me preguntes si te quiero, ¿no lo ves? Dentro de poco nuestros labios estarán lejos y mis ojos no saben de otros horizontes que no sean tus besos, guárdalos, enseguida vuelvo.

  •  VOLVER.

Compañeras y amigos, gracias por no dejarme sola en la tormenta, por aquel salvavidas cuando caí por la borda, por darme vuestra mano cuando el suelo de la calle se deshacía bajo mis pies, por regalarme aquel abrazo, por estar siempre a mi lado.

  • Y ESPERAR.

Estás lejos, pasan los días y necesito de tí, mi corazón se quedó en tu casa y pronto volveré por él, pasa el invierno y la espera es interminable pero no desesperes, no lo cambies. Pronto, muy pronto volveré,

  • LA BRISA Y LA SAL.

O el sabor que siento cuando necesito tu cuerpo cargado de coraje, algo tan tierno como dulcemente salvaje. Cuando quiero que tus besos me maten y no deje que tu mirada se escape. Cuando somos dos, cuando estamos solos. Cuando no hay nadie.

  • LOS DÍAS.

Acabó, todo se fue y no puedo dar marcha atrás para buscarlo, somos conscientes de que algo ha terminado, no quiero, pero no puedo evitarlo. Hacerse daño no se contempla como opción y nosotros ya la hemos traspasado. Es hora de mirar hacia otro lado.

  • LA FLOR DEL EDÉN.

O como decir con extremada dulzura: No quiero lunas ni sol si no te despiertas junto a mi, si no veo tus horizontes al abrir los ojos, si no siento tu aliento al besar tu rostro, si tu piel no me acaricia la espalda, si tus besos no me dan los buenos días por la mañana.


Si quieres tener las letras de mis canciones desde AQUI te las puedes descargar